Skip to main content
drug_trafficking002
Editorial

Es producto de la realidad que está enfrentando EEUU

¿Cómo califica este nuevo enfoque en la lucha contra las drogas en Estados Unidos?

Si esto va en serio, sería una buena noticia. Lamentablemente, no es la primera vez que en EE.UU. hablan de que van a aportar más esfuerzos y recursos a ese tema, y la verdad es que la cantidad de esfuerzos y de recursos son mínimos. Gastan muchísimo más en la interdicción, el control fronterizo y el arresto de pequeños consumidores.

¿Está EE.UU. reconociendo con este nuevo énfasis que uno de los grandes problemas en su lucha contra las drogas es que no ha podido parar el consumo interno?

En parte creo que es producto de la realidad que están enfrentando en Estados Unidos: ya una mayoría de la población se expresa a favor, por lo menos, de legalizar algunas drogas o por lo menos la marihuana, y dos, que ya son casi las dos terceras partes de los estados que de alguna u otra forma están flexibilizando sus leyes y sus prohibiciones sobre el consumo individual de marihuana.

¿Qué oposición podría enfrentar Barack Obama?

Es un tema políticamente muy difícil, como lo es también el tema migratorio. Creo que no hay duda de que grupos religiosos y conservadores no estarán de acuerdo con una flexibilización de la política en ese sentido.

Autor

Get daily updates from Brookings