En busca de una administración justa y eficaz de las leyes de inmigración

La inmigración presenta enormes retos para los tribunales y las agencias administrativas. La falta de consenso y de recursos para un total cumplimiento de las leyes que rigen la entrada y la situación en el país de los inmigrantes provoca que las leyes se hagan respetar de un modo selectivo y que surjan debates sobre cómo utilizar unos recursos limitados. La mayoría de los que son arrestados en los intentos de hacer cumplir la ley no tienen acceso a una representación legal que les ayude a proteger sus derechos. Los tribunales de inmigración tienen demasiado trabajo y toman decisiones inconsecuentes entre los diversos tribunales y jueces.

Este artículo examina cómo los tribunales, el Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional administran la justicia y hacen cumplir las leyes de inmigración. Intentan mantener fuera del país a tantos inmigrantes ilegales como sea posible, reducir la oferta de puestos de trabajo ilegales y actuar contra algunas personas que residen en el país de forma ilegal.

Evaluar el éxito de los esfuerzos por hacer cumplir la ley es difícil porque este tema es complejo y emotivo, y el éxito es difícil de definir, y más de medir. A muchos les inquieta que la administración de la justicia en materia de inmigración es injusta y no equitativa, mientras que otros se quejan de que existe poca seguridad en las fronteras y de que se permite que demasiados inmigrantes ilegales permanezcan en el país.

En un clima cargado políticamente, tanto los tribunales como las agencias de inmigración se enfrentan a tareas complicadas. Si el Congreso proporciona una vía hacia una situación legal para algunos residentes ilegales, tal como se propone actualmente, las autoridades observarán nuevas estructuras y pautas burocráticas.

Proporcionar una vía para obtener la situación legal aumentará las peticiones de que se identifique y se expulse a aquellos que no cumplan los requisitos para tomar esa vía, o que no deseen hacerlo. Además, dicha empresa requeriría una financiación adicional en un momento en el que los recursos son escasos. El nuevo debate acerca de la inmigración pone de relieve la necesidad de crear unas nuevas políticas para dirigir a las instituciones con mayor peso a la hora de hacer cumplir las leyes justamente.